fbpx

Carlos Mur: “La formación ayuda a los gestores sanitarios a proporcionar mejor servicio”

El psiquiatra y vocal de la Sociedad Española de Directivos de Salud dirige el webinar sobre ‘Seguridad en el paciente oncológico y trazabilidad de preparados citostáticos y biológicos’ que se podrá seguir en EDUCA-MED el 14 de diciembre
Carlos Mur: «La formación ayuda a los gestores sanitarios a dar mejor servicio»
Carlos Mur, psiquiatra y vocal de la Sociedad Española de Directivos de Salud.

Carlos Mur es psiquiatra y director médico de las clínicas Cat de Barcelona. Además actúa como consultor senior de LUG Healthcare Technology y vocal de la Sociedad Española de Directivos de Salud (Sedisa). El próximo 14 de diciembre será también el director y uno de los ponentes en el webinar sobre ‘Seguridad en el paciente oncológico y trazabilidad de preparados citostáticos y biológicos’ organizado por Sedisa que se podrá seguir a través de EDUCA-MED.

PREGUNTA.­— ¿Cómo definiría la labor que desarrolla Sedisa y cuáles son sus objetivos principales?

RESPUESTA.­— Como referente de la gestión sanitaria en España, Sedisa va mucho más allá de la sociedad que originariamente se formó en torno a gerentes hospitalarios. Actualmente promueve múltiples actividades transversales y de formación para médicos, enfermeros, economistas, fisioterapeutas, farmacéuticos… Es decir, profesionales sanitarios y no sanitarios que quieren formarse y que luego desarrollan la responsabilidad en la dirección de centros hospitalarios y también de atención primaria. Sedisa lleva casi 30 años funcionando y de los cerca de 300 socios originales ha pasado ahora a tener unos 2.400 en toda España. Forma parte de la Asociación Europea de Directores de Hospital y su razón de ser es lograr una mayor profesionalización de todos aquellos que se dedican a la gestión y dirección de centros sanitarios.

P.­— ¿Cree que la colaboración público-privada es esencial para lograr avances en Sanidad? ¿Cómo se puede potenciar?

R.­— Como se ha visto, en la gestión sanitaria la colaboración público-privada, sobre todo a raíz de la pandemia y con los buenos resultados que ha dado en muchas comunidades autónomas españolas en los últimos años, ha de articularse con procedimientos legales, contar con una regulación y unos procedimientos bien establecidos y abordarse con una perspectiva científico-técnica y profesional, en lugar de reducirlo a un debate ideológico. Debe ser un buen complemento del que se puedan beneficiar tanto en el plano asistencial, como docente e investigador, quienes deberían ser la ocupación y preocupación de todos, que son los pacientes.

P.­— El webinar que se podrá ver en EDUCA-MED el próximo 14 de diciembre se centra en la seguridad en el tratamiento de los pacientes oncológicos. ¿Cuáles serán los puntos fundamentales que se tratarán en este curso?

R.­— En este webinar vamos a estudiar cómo incorporar nuevas fórmulas innovadoras que conlleven una mayor seguridad del paciente en los distintos tratamientos hospitalarios. Es algo que ha cobrado mucha importancia por la incorporación de nuevas terapias farmacológicas y no farmacológicas. Estoy pensando en biológicos o biosimilares, o en distintos tratamientos oncológicos, que han dado una mayor esperanza y mejores resultados en salud para pacientes con carcinomas de distintos orígenes. Es fundamental lograr una automatización y un buen control de calidad en la farmacia oncológica de la prescripción facultativa hasta la dispensación en hospital o farmacia externa de todos estos nuevos productos. De esta forma tendremos una correcta trazabilidad del proceso, evitaremos errores en la dispensación y daremos una asistencia de calidad a los pacientes.

P.­— ¿Cuál son las principales causas de error con estos enfermos?

R.­— Hay estudios que se fijan sobre todo en la variación de la prescripción, en la preparación de la mezcla intravenosa para administrar en el hospital de día. Cuando el proceso es enteramente manual, el problema surge muchas veces en la dispensación de la medicación. Hay dos factores graves: si se llega a dispensar al paciente equivocado, se pueden producir casos de efectos secundarios importantes y también, como es evidente, una gran pérdida desde el punto de vista económico. Aquella mezcla que se ha preparado y que en el proceso de validación se comprueba que no es la adecuada, al destruirse y no haber tenido un proceso de trazabilidad o de confirmación previo provoca tristemente estos problemas.

P.­— ¿Cuáles son algunas de las estrategias que se tratarán en el webinar de EDUCA-MED y que pueden aplicarse para reforzar la seguridad y reducir equivocaciones?

R.­— Ha de contarse con ayuda de los sistemas de información. Actualmente existe software que nos permite automatizar todo el proceso, desde la prescripción del fármaco por el especialista en oncología hasta la dispensación, y que hace una trazabilidad automática extrayendo datos. Ello contribuye a la mecanización y automatización, reduciendo la posibilidad de un error humano. Esto tiene además una doble vertiente, que es muy beneficiosa para los profesionales cualificados de enfermería, técnicos de farmacia e incluso los farmacéuticos de hospital, porque ya no tienen que estar pendientes de contar blísteres o de realizar tareas que puede perfectamente llevar a cabo una máquina.

P.­— ¿Cómo ha sido la gestión hospitalaria durante la pandemia?

R.­— Habría que diferenciar dos etapas: Primero, el terremoto que supuso la primera ola, sobre todo en grandes ciudades como Madrid o Barcelona, entre marzo y mayo de 2020; y luego todo lo que ha seguido. Por quedarme con una lectura positiva de la catástrofe, el sistema sanitario estuvo muy cerca del colapso e incluso algunos hospitales sobrepasaron esa situación en los últimos días de marzo y abril, pero mostraron una impresionante capacidad de flexibilidad y de reconversión en tiempo récord que permitió hacer frente a la desinformación, la falta de medios, el enorme número de contagios entre los profesionales en una pandemia como no se había conocido desde 1918. A partir de ahí yo creo que las cosas se han hecho razonablemente mejor. Se ha permitido mantener la actividad habitual, tanto de las listas de espera en actividad quirúrgica o en consultas externas y pruebas complementarias. Ha habido más medios de protección, Salud Pública y Epidemiología han desempeñado el papel que les correspondía, y quizá desde los hospitales vemos cómo la necesidad prioritaria en todo el país es reforzar la atención primaria y que tenga los medios que necesita.

P.­— Inicialmente hubo quejas de hospitales privados porque las diferentes administraciones autonómicas les exigían tener disponible un porcentaje de camas que luego no fueron utilizadas. ¿Generó muchas pérdidas?

R.­— Según las publicaciones que han hecho las grandes patronales como Aspe, con mi compañero de junta directiva Carlos Ruz al frente, efectivamente eso generó una situación de tensión en la tesorería en muchos hospitales que colaboraron de forma denodada en el abordaje de la pandemia. En comunidades como Madrid o Cataluña, de no ser por la sanidad privada o concertada, no habría resultado posible hacer frente a todo aquello.

P.­— ¿Piensa que otra ola de contagios puede llenar de nuevo las UCI de los hospitales? ¿Cree que hemos aprendido y que estamos preparados?

R.­— Soy razonablemente optimista, no sé si por lo terriblemente horrorosa que fue la primera ola. Creo que independientemente de lo que pueda venir ahora, estamos mucho mejor preparados. El gran número de personas con la pauta completa en nuestro país, como en otros vecinos, es también un dato importante, y el sistema sanitario está listo para hacer frente a nuevas olas de la pandemia. Eso no quita, sin embargo, para que tengamos que extremar precauciones para soportar lo que nos llega.

P.­— ¿Cree que la formación continua en formato online es una buena alternativa para los profesionales sanitarios?

R.­— Me parece fundamental. Todos los médicos especialistas necesitamos un reciclaje y una formación continua para irnos ‘empapando’ de las nuevas opciones que existen, innovaciones tecnológicas, farmacéuticas, etc. Y también respecto a la gestión de los procesos sanitarios nos están ayudando a dar mejor servicio. Con el formato online es una ventaja ahorrarse el desplazamiento, porque nos quita mucho tiempo en ocasiones. Lo que nos ha demostrado este periodo tan extremo de confinamiento es que ha sido posible mantener una formación virtual y ha sido algo muy positivo.

Videoconferencia

Emitido el martes 14 de diciembre

Inscripción abierta

Seguridad en el paciente oncológico y trazabilidad de preparados citostáticos y biológicos

Sedisa

Gratuito

Deja un comentario

Ayúdanos a mejorar

Contesta nuestro cuestionario para ayúdarnos a mejorar. Colabora con Educa-med para así poder continuar ofreciendo el más alto nivel de formación científica y promover la excelencia en la formación de los profesionales sanitarios.

Ayúdanos
Ir arriba