fbpx

No hay cursos disponibles

Todas las novedades sobre cirugía oncológica, de litiasis y reparadora en un curso intensivo para urólogos

El II Curso de Cirugía de Excelencia en Urolitiasis, dirigido por el doctor Alberto Pérez-Lanzac, combina diversas ponencias con la proyección de intervenciones quirúrgicas pregrabadas sin editar / Podrá seguirse de manera presencial y online a través de Educa-Med
Alberto-Perez-Lanzac-EducaNews
El doctor Alberto Pérez-Lanzac, director del II Curso de Cirugía de Excelencia en Urolitiasis.

La endourología ha experimentado en los últimos años importantes avances en el tratamiento y prevención de afecciones complejas como las piedras de riñón, el cáncer y la estenosis. El II Curso de Cirugía de Excelencia en Urolitiasis, con formato presencial y online, presenta las últimas técnicas quirúrgicas y tratamientos de la mano de expertos ponentes, complementado con la proyección de cirugías sin editar. La jornada tendrá lugar el 23 de junio desde las 08:30 hasta las 17:45 en el Hospital Ruber de Madrid y podrá seguirse también de forma virtual en Educa-Med. Hablamos con su director, el doctor Alberto Pérez-Lanzac.

¿Cuál es el planteamiento del curso?

El curso se ha centrado en el abordaje endoscópico, es decir, cómo entrando por el canal de la uretra se pueden resolver patologías complejas, que incluyen cáncer, piedras y estenosis. Por tanto, se habla de cirugía oncológica, de litiasis y reparadora. Además le he querido dar un enfoque más metabólico de manera que al enfermo que padece piedras no se le trate sólo desde un punto de vista quirúrgico sino también médico para prevenir esas piedras. En los últimos años se han dado avances en el tratamiento y prevención de las piedras que están siendo motivo de investigación y que conviene presentar para profundizar en su conocimiento.

¿Para qué tipo de profesionales está diseñado?

El destinatario principal serán urólogos residentes, aquellos que quieran especializarse en endourología y los profesionales ya formados que simplemente busquen una actualización sobre las nuevas técnicas quirúrgicas y tratamientos.

Durante la jornada se proyectarán diversas cirugías. ¿Qué criterio se ha seguido para elegirlas?

Son operaciones complejas, generalmente asociadas a indicaciones límite, como pueden ser litiasis de gran tamaño o muy duras resueltas a través de la uretra, estenosis complejas, riñones con malformaciones, múltiples litiasis. Se trata de cirugías difíciles de resolver y pacientes difíciles de tratar. Además están complementadas con charlas enfocadas al tratamiento médico de la litiasis.

¿Por qué es importante que exista un equilibrio entre la teoría y los ejemplos prácticos en este tipo de curso?

La jornada tiene un formato intensivo. En un curso de diez horas se pretende dar una visión global de cómo abordar al paciente desde un punto de vista quirúrgico y médico con todas las innovaciones que existen hoy en día.

¿Qué se ha buscado a la hora de escoger a los ponentes?

Son todos endoscopistas y endourólogos expertos, referentes en España. Este año además tenemos la suerte de que vamos a contar con los doctores Enrique Pérez Castro, Gabriel Valdivia y Gaspar Ibarluzea, que son tres grandes exponentes de la endourología española y que han hecho aportaciones mundiales en este campo. Asimismo vendrá otro referente de la cirugía endoscópica de la litiasis, Olivier Traxer, que acude desde la clínica Tenon de París. Creo que se trata de un curso de máximo interés, que incluye también ponentes de toda España, todos ellos directores de unidad o responsables de endourología y con una experiencia enorme en el tratamiento endoscópico y percutáneo.

Este año han decidido subrayar la importancia del tratamiento metabólico de la litiasis. ¿Cuáles son los principales avances que se destacarán?

Sobre todo la aparición de nuevas moléculas que tienen un efecto directo sobre el cálculo, disminuyendo su tamaño. Nosotros ahora tenemos que ver cuál sería su papel asociado a la cirugía y la litotricia y actuar sobre las litiasis cálcicas. Hay también otros nuevos tratamientos que están asociados fundamentalmente a prevenir la aparición y la recurrencia de la piedra, o a impedir que crezca más, siempre a la espera de un tratamiento resolutivo.

¿Cuál es la prevalencia de la litiasis y qué factores contribuyen a su proliferación?

La prevalencia está entre el 1-20% de la población, dependiendo de la zona. Los factores de riesgo son fundamentalmente hereditarios. También contribuye la alimentación, porque las dietas con mucha sal o proteína favorecen la aparición de piedras. Además, influyen las malformaciones renales, determinadas afecciones como la diabetes o la hipercolesterolemia, la existencia de quistes, enfermedad inflamatoria intestinal o incluso las operaciones de obesidad. Algunos fármacos pueden provocar igualmente la litiasis. Es importante subrayar que tener piedras en el riñón no es normal, y si esa piedra es de más de cinco milímetros existen hasta un 70% de posibilidades de sufrir algún evento relacionado con ella, ya sea dolor, aumento de tamaño o una infección. Al mismo tiempo, cuando ya hay una piedra, las posibilidades de tener otra en los próximos diez años es de hasta el 90%. Algunos casos se asocian a complicaciones importantes como la sepsis, que terminan en UVI, y otros provocan problemas locales como la estenosis uretral. El tratamiento de las piedras debe ser acordado con el paciente e indicado por el urólogo, y en el caso de que no haya un tratamiento debe producirse un seguimiento. Una vez que se controla las piedras y se deja limpio al paciente, hay que ofrecerle indicaciones para prevenir que vuelvan a surgir, y eso se consigue con el estudio metabólico. Estos enfermos siempre van a necesitar un tratamiento, ya sea en líquidos, dieta o fármacos, o todo junto. La litiasis, como la diabetes, es una enfermedad crónica y obligará a un cambio de hábitos del paciente para toda la vida. En cuanto al cáncer de urotelio, se está revolucionando el tratamiento porque anteriormente se hacía una cirugía de toda la unidad renal pero ahora, gracias al láser y a los nuevos métodos de visión directa, podemos tratar localmente y de una manera conservadora el tumor de urotelio. Asimismo en cirugías reparadoras la tecnología más reciente permite tratamientos endoscópicos mínimamente invasivos.

¿Qué porcentaje de casos suelen necesitar cirugía y cuáles son las causas principales?

Casi todos los enfermos, cuando tienen piedras grandes ya sea alojadas en un mismo riñón o en los dos, suelen requerir algún tipo de tratamiento. En el caso de los tumores de urotelio, precisarán un tratamiento endoscópico para llegar allí, coger una muestra y quitarlo. Respecto a las litiasis, ya sea litotricia o tratamiento quirúrgico endoscópico o percutáneo van a necesitar, dependiendo del tamaño, de la localización y de las preferencias del paciente.

Este curso combina el formato presencial con la emisión online. ¿Qué ventajas cree que aporta el formato virtual?

Hoy en día, incluso después de la pandemia, los profesionales tenemos una serie de limitaciones para asistir presencialmente a los cursos. El formato digital ha venido para quedarse y los eventos híbridos permiten que muchos que no podrían asistir disfruten del curso. Eso lo hace más atractivo y accesible.

Deja un comentario

Ayúdanos a mejorar

Contesta nuestro cuestionario para ayúdarnos a mejorar. Colabora con Educa-med para así poder continuar ofreciendo el más alto nivel de formación científica y promover la excelencia en la formación de los profesionales sanitarios.

Ayúdanos
Ir arriba