fbpx

“La radioterapia sigue siendo una desconocida, incluso entre los profesionales sanitarios. Este curso pretende solucionarlo”

Mikel Eguiguren, ponente en el curso de Radioterapia en Atención Primaria y Urgencias, cree “esencial” comunicar de forma efectiva los beneficios de este tratamiento contra el cáncer
Mikel-Eguiguren-EducaMed
El doctor Mikel Eguiguren, ponente en el Curso de Radioterapia en Atención Primaria y Urgencias.

El curso online de Radioterapia en Atención Primaria y Urgencias disponible en Educa-Med es una introducción a esta ‘gran desconocida’ dentro de los tratamientos contra el cáncer, dirigida a profesionales sanitarios de cualquier ámbito. Recientemente la Comisión de Formación de las Profesiones Sanitarias de Madrid le ha otorgado 8,3 créditos CFC, un respaldo a la labor de todos sus ponentes. Hablamos con uno de ellos, el doctor Mikel Eguiguren, médico adjunto de Oncología Radioterápica del Hospital Universitario de Vitoria.

¿Cómo valora que el curso haya obtenido 8,3 créditos CFC? ¿Es un ‘premio’ por todo el trabajo realizado?

Entiendo que sí. Todo lo que sea conseguir créditos ya está muy bien porque muchas veces, cuando empiezas un curso, pueden decirte que están en proceso, que los han solicitado, y al final puedes perder parte de ellos o simplemente olvidarte del curso. Cuando te garantizan que esos créditos están asegurados siempre los ves como un plus para tu carrera profesional y para los puntos. Es un granito de arena más que te decide a embarcarte.

¿Por qué sigue siendo la radioterapia una ‘gran desconocida’, como nos decía la directora del curso, Paula Peleteiro?

No acabamos de desprendernos de la mala fama que arrastramos desde hace treinta años, en los inicios de la radioterapia, cuando había mucha más toxicidad y efectos secundarios. Entonces el paciente oncológico era una persona que ya se daba por supuesto que iba a pasarlo mal. En las películas, por ejemplo, cuando alguien se sometía a quimio la imagen que se trasladaba era la de alguien con calvicie que vomitaba repetidas veces en su casa. Con la radioterapia siempre se ha mostrado a gente con la piel quemada y no se ha sabido comunicar la realidad actual, en la que las máquinas y la tecnología han avanzado tanto que los efectos secundarios son muchísimo menores.

El curso pretende ser una introducción a la radioterapia. ¿Piensa que es importante que el tono sea lo más divulgativo posible?

Sí, sobre todo para poder llevar a cabo esta labor de comunicación que mencionaba antes, porque entre el resto de profesionales —aquellos con los que no tenemos un contacto estrecho a lo largo del día— seguimos siendo desconocidos. Es esencial para quitar el miedo a esta especialidad y sus tratamientos, primero en la profesión y después en la población en general. De ahí el motivo de este curso.

Su ponencia gira en torno a los efectos secundarios de la radioterapia. ¿Cuáles son los principales y de qué manera se ha avanzado para subsanarlos?

Los efectos secundarios varían porque la radioterapia es un tratamiento localizado. Va a provocarlos allá donde estemos enfocándolo: si estamos tratando una próstata, no va a dar molestias para tragar ni dolor de cabeza. Las creará en el recto y en la vejiga, y quizá se traduzcan en que tengas que ir algunas veces más a orinar o hacer de vientre. Son llevaderos y normalmente pasajeros. Es decir, irrita un poco la zona que se está tratando y el alrededor. En los últimos años lo que se ha conseguido es dar las dosis que necesitamos al tumor, pero al mismo tiempo —gracias a la tecnología, las máquinas y sobre todo a la labor de los profesionales— hemos logrado que los órganos de alrededor, que no tienen culpa de nada, reciban mucha menos radiación y por lo tanto que se reduzcan los efectos secundarios. Además, los médicos ya sabemos cuáles pueden ser esos efectos y trabajamos en su prevención para que, antes incluso de que aparezca la molestia, estemos ya preparados con un soporte nutricional, analgesia, derivación a otros especialistas. Es una atención completa en la que combinamos la labor de los médicos con la tecnología.

¿Cuáles son los cánceres que más se pueden beneficiar de este tratamiento?

Hoy en día los cánceres están protocolizados. A cada uno se le da el tratamiento que más beneficio ha demostrado. Si es mejor operar o sólo someter a quimioterapia, eso es lo que se hace. Y no sólo depende del tipo, también del estadio, el momento de diagnóstico. Con los cánceres de recto, si no está avanzado y operando se puede eliminar por completo, se soluciona así. Pero si ya ha crecido se suele emplear la quimioterapia y radioterapia y después se opera. En el caso del cáncer de próstata, por ejemplo, se puede optar por operarlo o por utilizar la radioterapia.

¿Goza de buena salud la radioterapia en España? ¿Cree que los hospitales están en general bien preparados?

Siempre es mejorable. Hemos tenido ayuda externa para mantener actualizadas las máquinas y los aceleradores lineales. Ahora hemos tenido otra aportación de protones que probablemente suponga un cambio en los próximos años. Tenemos buenas herramientas, excelentes profesionales muy bien formados que están dando el mejor de los tratamientos en todos los centros, a la altura de los mejores hospitales del mundo. Estamos actualizados y con buena salud, pero hay que procurar que esto se mantenga y trabajar para no quedarnos atrás.

Este es un curso online. ¿Piensa que este tipo de formatos supone una ventaja para los profesionales sanitarios?

Así es. Sí que es cierto que después de la pandemia estamos en un ‘boom’ del formato online y quizá se ha producido una cierta saturación, pero aun así tiene muchas ventajas. Lo puedes hacer cuando tú quieras, sin necesidad de desplazarte. A veces enrolarse en estos cursos implica cerrar la consulta, problemas de organización y de conciliación, etc. Si es online, te hace más fácil gestionar tu tiempo como mejor te convenga.

¿Cree que en el futuro se puede consolidar como uno de los medios principales de formación continua?

No sé si será el 100% online o si habrá un porcentaje mixto de eventos presenciales y virtuales, pero tendrá su peso y ha venido para quedarse.

Cursos

*Si perteneces a semFYC, SEMG, SEMES y SEMERGEN solicita tu cupón en inscripciones@educa-med.online

Inscripción abierta

Radioterapia en atención primaria y urgencias

Educa-Med

Créditos CFC: 8,3

cfc
120

Deja un comentario

Ayúdanos a mejorar

Contesta nuestro cuestionario para ayúdarnos a mejorar. Colabora con Educa-med para así poder continuar ofreciendo el más alto nivel de formación científica y promover la excelencia en la formación de los profesionales sanitarios.

Ayúdanos
Ir arriba
Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Escanea el código
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?