fbpx

Cristina Sánchez: “La inclusión del ejercicio físico en los protocolos es fundamental para el paciente oncológico”

Cristina Sánchez, oncóloga médica del Hospital de Guadalajara y coordinadora del IV Simposio de Ejercicio & Cáncer + Alimentación

El próximo 22 de noviembre, Educa-Med, junto a la Fundación Fidys, celebrará el Simposio de Ejercicio & Cáncer +Alimentación, que alcanza su cuarta edición como evento de referencia para los profesionales sanitarios.

El simposio, declarado de Interés Sanitario y/o Social por la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid el pasado año, volverá congregar a oncólogos y expertos en nutrición y el ejercicio para analizar, desde un prisma holístico y multidisciplinar, la incidencia directa del ejercicio físico y la nutrición en los pacientes con cáncer. 

Cristina Sánchez, oncóloga médica del Hospital de Guadalajara y coordinadora del encuentro, nos avanza en esta entrevista todos los detalles de la nueva edición que se celebrará en formato online y presencial en la Facultad de Formación del Profesorado y Educación de la Universidad Autónoma de Madrid. Como novedad, este año el simposio se completa con cuatro emisiones online mensuales previas que sirven de prólogo para el encuentro del 22 de noviembre.

Educanews.- El Simposio de Ejercicio & Cáncer+Alimentación alcanza este año su cuarta edición. ¿Qué novedades introduce respecto a la anterior?

Cristina Sánchez.- Lo más destacado de esta nueva cita es la oportunidad que ofrece el encuentro de poder demostrar que más allá de la teoría tenemos evidencia científica suficiente como para poder implementar el ejercicio físico como parte del tratamiento oncológico. Además, este año se ha aumentado también el peso de la nutrición en el simposio, puesto que es una herramienta que debe de ir de la mano con el ejercicio. 

El simposio, punto de encuentro para especialistas, investigadores y pacientes, fue el pasado año reconocido de Interés Sanitario y/o Social por la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid. ¿Por qué es importante celebrar un encuentro divulgativo de estas características y por qué los sanitarios no deberían faltar a la cita con este foro de referencia? 

Es muy importante para el colectivo sanitario participar en foros como el que nos ocupa porque estamos muy acostumbrados a asistir a simposios y congresos de farmacología, pero no a este tipo de encuentros. No debemos olvidar que el estilo de vida es igual de importante y se investiga al mismo nivel. Por esta razón, si el ejercicio físico y la alimentación se consideran una ciencia más, también se necesita tener reuniones de referencia sobre ello. 

¿Por qué el ejercicio y la nutrición son las armas terapéuticas no farmacológicas más importantes a la hora de tratar y vencer el cáncer? 

Porque con un buen soporte nutricional y cuidado de la masa muscular el cuerpo puede luchar contra la enfermedad junto a los tratamientos oncológicos, lo que mejora la eficacia del tratamiento global. Es como “un plus” que no se debe de obviar si queremos dar el 100% en el tratamiento de la enfermedad. 

El ejercicio ayuda durante y después del cáncer. ¿Hasta qué punto previene también la enfermedad? ¿Hay evidencias científicas de esto?

La prevención del cáncer es muy compleja por los mecanismos individuales de cada persona, a nivel genético y ambiental. Pero en términos generales, intentar mantener un buen estado de salud y equilibrio interno, sin duda, evita el desarrollo de enfermedades crónicas entre las que se encuentra el cáncer. Está más que demostrado. 

¿Por qué debería incluirse el ejercicio en los protocolos del tratamiento del cáncer? 

La inclusión del ejercicio físico en los protocolos es fundamental para el paciente oncológico porque la masa muscular – tan importante a nivel regulador metabólico e inmunitario-, se pierde cuando la persona padece un cáncer. Esto, unido a los tratamientos, ingresos, etc., hacen que los pacientes se debiliten físicamente. 

Los músculos han demostrado ser un órgano importante en la lucha contra la enfermedad, por lo que tenemos que intentar restaurarlo en la medida de lo posible. 

De la misma forma, ¿la alimentación y el ejercicio deberían estar siempre presentes en los ensayos clínicos?

Deberían, sí. Porque un cuerpo bien nutrido y entrenado tendrá seguramente más posibilidades de finalizar un tratamiento sin efectos secundarios, y mejora su eficacia. 

Y ya no solo deberían de estar por un tema ético, ya que todo paciente que reciba un tratamiento debería tener un asesoramiento en este sentido; sino también porque en función del estado nutricional y físico de cada persona los resultados pueden verse falseados. Me explico. No es útil comparar la eficacia de un fármaco entre pacientes malnutridos y otros que están bien nutridos, porque no tienen la misma capacidad de respuesta. 

Para el paciente, estrechar cada vez más la colaboración entre oncólogos, psicólogos, preparadores físicos y otros profesionales es fundamental para poder mejorar su calidad de vida. ¿El abordaje de los tratamientos del cáncer avanza cada vez más hacia un enfoque multidisciplinar? 

Sí, sin duda. Cada vez somos más conscientes de que el oncólogo es solo el especialista que prescribe la medicación oncológica. Pero hay otros muchos otros profesionales que deben de implicarse al mismo nivel en áreas como la nutrición, el ejercicio, la psicología…. Al igual que otras especialidades médicas, porque no todo lo que les sucede a nuestros pacientes es consecuencia del cáncer. 

La cuarta edición del Simposio de Ejercicio & Cáncer+Alimentación de Educa-Med, amplía este año su alcance con cuatro emisiones online mensuales previas que sirven de prólogo para la jornada del 22 de noviembre. Recordemos las fechas de las próximas emisiones previstas y los diferentes temas a abordar.  

El próximo 11 de julio celebraremos la segunda mesa redonda sobre “Ejercicio físico y alimentación antes de iniciar un tratamiento oncológico. La prehabilitación”. En ella participarán Ana Ruiz Casado, oncóloga en el Hospital Universitario Puerta de Hierro de Majadahonda; Víctor Cuadrado Peñafiel, experto en Ciencias de la actividad física y del deporte y Esther Tortosa, nutricionista oncológico del Hospital de la Princesa. 

La tercera mesa, “Durante la enfermedad oncológica. El ejercicio como parte del tratamiento”, tendrá lugar ya después del verano, en concreto el  12 de septiembre. Ana López-Martín, jefa de sección de oncología médica del Hospital Severo Ochoa; Candelaria Soulas, nutricionista Oncológico del Hospital Universitario La Paz María; Romero Elías, de la Fundación de Investigación Segovia de Arana del Hospital Universitario Puerta de Hierro Majadahonda (Madrid) y Ángel Ricardo Rodríguez Pérez, del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz serán los ponentes participantes.

La cuarta y última sesión online “Ejercicio físico y alimentación en los supervivientes al cáncer. Rehabilitación y prevención secundaria” tendrá lugar el 10 de octubre.

Todas ellas pueden seguirse en formato online previa inscripción gratuita a través de la web de Educa-med.

Ya para terminar, ¿qué esperas de esta nueva edición como coordinadora del simposio?

Estoy encantada de seguir formando parte del equipo y muy ilusionada de poder ver cómo este proyecto va creciendo. Creo que este año nuestro mensaje va a transmitirse con mucha más fuerza científica y esperamos que sea tan exitoso o más como los simposios previos. 

Deja un comentario

Scroll al inicio