fbpx

Luis Madero: «’360 grados en oncología pediátrica’ será un foro en el que abordar de forma conjunta todos los problemas de esta especialidad»

El jefe de servicio de oncohematología del Hospital Infantil Niño Jesús y del Hospital Universitario Quirón Pozuelo impulsa con Educa-Med un encuentro en el que convergen médicos, instituciones, investigadores y pacientes
Luis-Madero-360-Oncologia-Pediatrica
Luis Madero, jefe de servicio de oncohematología del Hospital Infantil Niño Jesús y del Hospital Universitario Quirón Pozuelo.

Hoy en día sigue existiendo un gran desconocimiento sobre el cáncer infantil, asegura el doctor Luis Madero, especialista en oncología pediátrica en el Hospital Infantil Niño Jesús y el Hospital Universitario Quirón Pozuelo. La necesidad de un enfoque global sobre esta enfermedad es lo que le ha movido a organizar, junto a Educa-Med, un encuentro que tendrá próximamente bajo el título ‘360 grados en oncología pediátrica’ en el que distintas mesas de debate analizarán desde la naturaleza de los tratamientos hasta el papel de las instituciones y de los propios pacientes.

PREGUNTA.— ¿En qué consiste la iniciativa de ‘360 grados en oncología pediátrica’?

RESPUESTA.— Consistiría en contemplar todos y cada uno de los problemas de la oncología pediátrica, pero vistos de una manera conjunta. No sólo por los médicos, sino por todos los profesionales y también por los propios pacientes que participan. Es decir, se trata de poner al paciente en el punto de mira de todos los que se dedican a su cuidado.

P.— ¿Qué formato tendrá el encuentro?

R.— Será una serie de cinco mesas redondas. Habrá una institucional, dos más con médicos e investigadores y otras con fundaciones y pacientes.

P.— ¿Cuáles son los principales retos que se tratarán en estas mesas?

R.— Lo principal es el conocimiento en nuestro país de la situación, que en este momento en muchos aspectos es básicamente nulo. Y es que parte del problema es evaluado de diferentes maneras, no hemos visto la forma de abordarlo desde un punto de vista global.

360-ONCOLOGIA-PEDIATRICA

P.— ¿Qué implicaría ese abordaje global?

R.— Una parte será ver cómo son las necesidades asistenciales. Es decir, comprobar si los enfermos en todas las comunidades de nuestro país son atendidos de la misma manera, que es algo que no siempre ocurre y menos en oncología pediátrica. Es imprescindible el conocimiento y la experiencia y el aprendizaje, y hay muchos lugares donde el número de pacientes que se ven es insuficiente, porque el hecho de que el cáncer infantil sea una enfermedad rara hace que muchas unidades tengan menos de treinta pacientes al año. Eso es algo que produce un menoscabo del conocimiento y de la experiencia más que importante. Además, están todos los temas relacionados con la investigación que se derivan de esto: las dificultades de la investigación pediátrica, de trabajar con los niños, y no dejar de investigarlos, que es otro tema importante. También hay que determinar cuál es el cometido de las fundaciones, cómo deben aportar recursos económicos y controlar también cómo se utilizan. Y el papel institucional, el del Gobierno de España y las comunidades autónomas, respecto a la distribución de las unidades y cómo se debe estandarizar el proceso: hospitales terciarios, secundarios, primarios… Por supuesto hay que escuchar al paciente, que es lo que piensan los padres de los niños con cáncer, dónde tienen insatisfacciones. Creo que todos estos aspectos conforman un panorama muy interesante.

P.— ¿A qué nivel está la inversión en la investigación sobre el cáncer pediátrico respecto a los adultos?

R.— Nosotros tenemos verdaderas dificultades para encontrar financiación, y es entendible. Los cánceres de mama, de colon o de estómago afectan a muchos españoles. El pediátrico sólo afecta a 1.000 españoles cada año en nuestro país, por lo que proporcionar recursos para ello resulta extremadamente complicado.

P.— ¿Cuáles son las principales causas del cáncer pediátrico?

R.— Podría decirse que la causa más importante es la leucemia linfoblástica aguda y, a diferencia de lo que ocurre con el cáncer adulto, no está influida por agentes carcinógenos ambientales, sino que es proviene más de una alteración genética preestablecida en muchos casos.

P.— ¿Cuál es la diferencia entre los tratamientos a los que se somete a los niños y los de los adultos?

R.— Los niños se tratan de una manera mucho más intensiva que los adultos y probablemente por esa razón se curan mucho más, en torno a un 80%.

La jornada de ‘360 grados en oncología pediátrica’ tendrá lugar en el primer trimestre de 2023 en el Hospital Universitario Infantil Niño Jesús de Madrid y podrá seguirse también online a través de la plataforma de Educa-Med. En las mesas de debate de los cinco módulos participarán algunos de los mayores especialistas médicos junto a miembros de distintas fundaciones con el objetivo de ofrecer una perspectiva integral sobre todas las cuestiones.

Deja un comentario

Ayúdanos a mejorar

Contesta nuestro cuestionario para ayúdarnos a mejorar. Colabora con Educa-med para así poder continuar ofreciendo el más alto nivel de formación científica y promover la excelencia en la formación de los profesionales sanitarios.

Ayúdanos
Scroll al inicio