fbpx

Un curso de Educa-Med pone el foco en la radioterapia, el “pilar invisible” en el tratamiento del cáncer

Codirigido por las oncólogas radioterápicas Paula Peleteiro y Marina Peña, pretende servir de ayuda para los especialistas de atención primaria y de urgencias
Un curso de Educa-Med pone el foco en la radioterapia, el “pilar invisible” en el tratamiento del cáncer
Paula Peleteiro, oncóloga radioterápica en el Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela.

La radioterapia, asegura la doctora Paula Peleteiro, puede llegar a curar a un 40% de los pacientes oncológicos pero aun así sigue siendo «una gran desconocida» para muchos profesionales sanitarios. Es algo que pretende solucionar un nuevo curso en EDUCA-MED, pensado para especialistas de atención primaria y urgencias. Lo codirigen la propia Peleteiro, oncóloga radioterápica en el Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela, y la doctora Marina Peña del Hospital Universitario quirónsalud Madrid.

Atención primaria y urgencias reciben cada vez más pacientes oncológicos debido al aumento de los casos de cáncer en la población general y a su mayor supervivencia, impulsada por las nuevas tecnologías y tratamientos farmacológicos. El curso tiene como objetivo «invitar a estos especialistas a que nos conozcan y poder servir de ayuda, aclarando dudas sobre distintas situaciones clínicas que se presentan en pacientes radiados», explica Peleteiro.

Cuenta con el aval científico de la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR) y de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) y supone, según la doctora, «una oportunidad para avanzar en mejorar los procesos de atención al paciente oncológico, abordando de forma global y multidisciplinar sus necesidades».

Se trata de un curso necesario también porque, señala Peleteiro, «la radioterapia es un pilar fundamental en el tratamiento del cáncer y, a la vez, el pilar invisible. Existen muchos mitos y desinformación a su alrededor, lo que acaba provocando miedo». La confusión puede surgir por la nomenclatura —«no se sabe si somos oncólogos o radiólogos»— o por la propia localización física de los servicios, que suelen estar en un sótano fuera de la vista de los pacientes.

Hay asimismo desconfianza hacia las radiaciones, «que tienen mala prensa porque se asocian a accidentes nucleares o malformaciones. La culpa es nuestra porque a lo largo de los años la información que le hemos dado a los pacientes siempre se ha enfocado a hablar de toxicidad y no de resultados», afirma esta oncóloga radioterápica. «Por esta razón, desde SEOR, de la que fui vocal hasta el pasado octubre, hemos puesto en marcha distintas campañas para darnos a conocer a nivel institucional, salir en prensa y colaborar con sociedades científicas y de pacientes».

Un curso de Educa-Med pone el foco en la radioterapia, el “pilar invisible” en el tratamiento del cáncer
Un paciente durante una sesión de radioterapia. WIkimedia Commons

Y es que los datos avalan la efectividad de la radioterapia. «Cerca de un 40% de los pacientes oncológicos se pueden curar utilizándola en conjunción con otras técnicas. Y hasta un 65% la va a necesitar en algún momento de su enfermedad», apunta Peleteiro. Los tumores que más se suelen tratar con ella son los de próstata, mama, pulmón, recto, otorrinolaringología y los cerebrales, entre otros, y puede emplearse sola o en combinación con otras técnicas.

El apartado más extenso del curso de EDUCA-MED hace referencia a la atención a los pacientes. «Estamos con ellos casi desde el diagnóstico. Cuando llegan a nuestras consultas casi todos ya lo conocen pero muchas veces no están bien estadificados todavía, así que hay que pedirles las pruebas y enfocarlos al tratamiento más adecuado», explica la oncóloga radioterápica.

Desde el primer momento, añade, «les explicamos qué plan vamos a seguir con su cáncer y planificamos el tratamiento con radioterapia. Mientras dura estamos pendientes de su evolución y al final le vamos a seguir en nuestras consultas con las pruebas necesarias para los controles evolutivos».

La especialidad se ha beneficiado también de una revolución tecnológica en los últimos años. «Se ha producido una renovación con la donación de la Fundación Amancio Ortega y España se ha situado a la vanguardia. La precisión de los aceleradores lineales nos permite tratar con más precisión y eficacia, minimizando los efectos secundarios con respecto a hace años. También ha hecho posible reducir el número de sesiones, con tratamientos más cortos y fáciles de cumplir por parte del paciente», asegura Peleteiro.

El curso busca además enterrar algunos de los «mitos y leyendas» más arraigados sobre la radioterapia. «Hay pacientes que cuando vienen a nuestras consultas creen que les vamos a quemar y producir dolor. Otros piensan que les vamos a electrocutar o que se deben alejar de los demás porque se convierten en radiactivos y tienen que irse de su casa», señala la oncóloga. «Existe también el mito de que es la quimioterapia la que cura. Es más famosa y la que más gasto sanitario se lleva, pero por sí sola produce únicamente un 11% de las curaciones oncológicas, incluyendo tumores hematológicos».

El formato online que tiene este curso en EDUCA-MED es, a juicio de Peleteiro, una ventaja: «Hacer un curso desde casa o el trabajo nos permite compatibilizarlo con la jornada laboral y nos da mayor flexibilidad, que es lo más importante. Suelen ser más asequibles también y ahorras tiempo al no tener que desplazarte», concluye.

Cursos

*Si perteneces a semFYC, SEMG, SEMES y SEMERGEN solicita tu cupón en inscripciones@educa-med.online

Inscripción abierta

Radioterapia en atención primaria y urgencias

Educa-Med

Créditos CFC: 8,3

cfc
120,00

Deja un comentario

Ayúdanos a mejorar

Contesta nuestro cuestionario para ayúdarnos a mejorar. Colabora con Educa-med para así poder continuar ofreciendo el más alto nivel de formación científica y promover la excelencia en la formación de los profesionales sanitarios.

Ayúdanos
Ir arriba